miércoles, 3 de marzo de 2010

Ajedrez, azar, arte, ...

Quizás sea difícil de relacionar, en una primera aproximación, la geometría, el ajedrez y el azar.
El bello problema del caballo vagabundo de Euler (y sus más bellas soluciones) no dejan duda de la relación del ajedrez con la geometría, indiscutible ya de entrada en el ámbito cuadrado bicromático del juego, al que Borges (y otros) comparaba con el contraste entre el día y la noche. El azar, por el contrario, pareciera ser totalmente ajeno a la naturaleza misma del ajedrez, aunque Duchamp y Fischer desmienten este mito cada uno a su manera. Y de hecho, el azar tiene sus propias y bifurcadas geometrías. Del azar, ajedrez, juegos y geometría hablaremos bastante en el futuro. Mientras, los invitamos a leer:

The chess pieces are the block alphabet which shapes thoughts; and these thoughts, although making a visual design on the chess-board, express their beauty abstractly, like a poem... I have come to the personal conclusion that while all artists are not chess players, all chess players are artists.

Marcel Duchamp



Por cierto, no dejen de leer la irónica anécdota de la vida de Duchamp que mi queridísimo Carlos comparte con nosotros en los comentarios.




2 comentarios:

Carlos dijo...

Fue tal la pasiòn por el ajedrez en Marcel Duchamp que una de sus novias-en la edad media de este y ya radicado en Nueva York- decidiò romper con èl por lo absorto de su personalidad hacia dicho juego.La mujer para significar una despedida ritual,usò pegamento para adherir todas las piezas al tablero y asì se fue y abandonò el departamento para siempre.Imaginemos pues,cual serìa la sorpresa para el artista y ajedrecista francès al intentar mover alguna de sus piezas ante tan airada protesta.

Carlos Barrera R dijo...

Jaja!!!